sobre la Naturaleza

Hay algo en nosotros que parece modificable, cambiable e incluso suprimible, es aquello que en muchas ocaciones la gente a nuestro al rededor nos pide cambiar.

Quien no ha pensado en la frase “va a cambiar”, creo que muchos lo hemos hecho y de hecho nos aferramos a la idea de que una persona cambie, que a nuestros ojos mejore o incluso que se vuelva diferente solo porque nosotros deseamos que así sea, porque así entonces será la persona con quien siempre hemos soñado.

Recientemente me he dado cuenta de que las personas no cambiamos, nos adaptamos, reprimimos o incluso aparentamos pero en esencia no cambiamos porque simplemente somos como somos, mas bien, somos como queremos ser, podríamos ponernos miles de máscaras para ser como los demás quieran pero en el fondo exíste algo que estamos renuentes a cambiar e incluso mucho mas renuentes a mostrar como algo inamovible, ya que, según nosotros “nos sabemos adaptar”.

Ese algo exíste en nosotros, es quello que el común llama naturaleza humana, en esencia inperfecta al ojo ajeno y siempre insuficiente para la mayoría de personas que coexisten con nosotros, quizás no está mal dicho que nacemos para ser tal o cual persona ya que terminamos convirtiendonos en miles de personas a la vez a lo largo de la vida, pero al final todo parece haber pasado por una criba donde los sedimentos son aquello que forma nuestra personalidad, nuestra naturaleza, aquellas características que no cambian, aquello que nos hace regresar a las cosas que ya hemos vivido, nuestra propia natiraleza.

Que me desmienta aquel que vive en el alcohol, que lo busca por el ansia de ser aceptado a costa incluso de autodestruirse,quien busca dejar de beber, lo logra y entonces comienza a buscar nuevas formas de aceptación,¿ miento acaso narcisistas? aquellos que viven enamorados del espejo, que lo saben, ellos o ellas a quienes les piden dejarlo y que terminan con alguien que les halaga tanto que no necesitan mas reflejos.

No es un secreto que en determinado momento nos arraigamos a algo que no deseamos aceptar por temor al rechazo de los demás respecto de nuestro impulsos que invariablemente son juzgados y que inevitablemente nos dejan satisfechos en alguna forma, tampoco es una mentira que no podemos escapar a nuestra naturaleza, a aquel animal que duerme pacientemente en nosotros, aquel que por moral o temor reprimimos pero que ansía salir.

No podemos huír de nosotros mismos, podemos aparentar desinterés por lo que en verdad  nos gusta, podemos finjir interés en cosas sobre las cuales no nos preocupamos en lo más mínimo, sin embargo la sinceridad sobre nosotros mismos nos dice a gritos : -“No podrás huír, no lo podrás dejar, soy tú, soy tu naturaleza”-.

PD.Se aplica a todos los campos que deseen, internense a analizarse, quizás verán que digo muchas sandeces, o quizas tengo razón ???

atte:Serch el panda
TAJ; HPMTHNVSRY

Anuncios

2 Comentarios

  1. Estoy parcialmente de acuerdo con todas estas situaciones que planteas; acerca de “cambiar” o modificar nuestras acciones en pro de una mejora en nuestras vidas.
    Si le llamamos adaptación, estará bien, pues lo hacemos desde el primer momento de nuestra vida. Ya en sociedad, siempre buscaremos la aceptación de la misma, en grados variables por supuesto; hay quienes se pasan la vida entera tratando de “complacer” el ojo del amo, se limitan tanto que jamás alcanzan la felicidad; hay quienes nos adaptamos pues lo sentimos natural y necesario para sobrevivir en un mundo donde todos tenemos opiniones y formas de ver el mundo muy diferentes.

    Pero, cuando uno dice que “va a cambiar” en pos de mejorar la vida, una relacion, etc; y sólo se hace para “calmar las aguas” y en verdad ni se siente el cambio, ni se desea y mucho peor, no se cambia – por as{i decirlo – entonces si que se vivirá un gran problema! A qué viene todo esto?Simple: En esta vida he hecho promesas d cambio, de adaptación; he luchado arduamente para mejorar aquello que le ha llegado a incomodar de mi actuar y ser a un grupo muy selecto de personas – a las cuales AMO, son pocos, lo sabes – y la verdad no se me ha hecho alguna tarea dificil, no hasta el día de hoy… Si me comprometí a cambiar algo, es porque de antemano sé bien que lo lograré, y eso no significará dejar de ser quien soy, ni renunciar a mi libertad, ni nad por el estilo; al contrario, siento que el ser capaz de cambiar tus defectos, de modificar tus conductas nocivas – y digo nocivas, pues quizás para mi no lo son, pero para aquellos que me rodean me aman, sí lo son (como ejemplo, retomo a quienes viven ahogados en alcohol… para ellos es normal, aceptable, rico y deshinibidor; para sus padres, hijos, hermanos, amor, etc, quizás es un verdadero infierno) – es lo mejor que tenemos los seres humanos, es lo que nos diferecía precisamente de la naturaleza animal pura, la cual sigue instintos (bajos o no).

    Por eso, apoyo el cambio, porque lo he probdo y no sabe mal, porque me ha ayudado a no cometer errores garrafales, me ha limitado – y para bien – en cuestiones que porían poner en riesgo todo lo que tengo, lo que soy y lo que quiero tener. Pero si has hecho alguna vez promesas de cambio que te cuestan más de lo que te podráin beneficiar, entonces sí que hay un problema mayúsculo… y lo más seguro es que se lleve las de perder.

    Así que fuera las represiones, las máscaras, todo aquello que vive bajo el tapete y ansía salir… si sacarlo resulta en pérdida, pues que así sea, pero al menos no se vivirá en una constante mentira y miedo a ser dscubierto. Pero cuidado con seguir demasiado el instinto animal, pues en definitiva por algo gozamos del raciocinio, la conciencia y los sentimientos… Contrariamente, pareceríamos perritos, que cuando les agarran las ganas, lo hacen en cualquier esquina…

    TASP!
    EEAMV & S1GP!
    NO LO OLVIDES POR FAVOR!

    Me gusta

  2. Que onda señor serch, por fin estoy de vuelta despues de unas largas vacaciones y leyendo a los que importan, al igual que javi estoy de acuerdo parcialmente ya que este tema lleva bastante profundidad en cada una de las palabras, hace tres años aproximadamente que comence a leer libros de filosofía y psicología me parecio muy interesante el saber como los expertos dividieron la naturaleza del hombre los cuales hacían alusión a dos ramas: la vida solitaria y la vida social.
    Ambas se han aplicado desde que el hombre existe en la tierra hasta nuestros dias, tomando en cuenta que la sociedad mas antigua definitivamente es la familia.
    Respecto a la vida solitaria Montaigne menciona: “El hombre vive en sociedad porque lo necesita y no porque le agrade hacerlo.”; a la par Kant habla acerca de que la naturaleza del ser humano es la soledad plasmando esta frase:
    “el ser humano vive en una insociable sociedad” .

    Ahora ¿Qué hay respecto a la vida social?.

    Rousseau dice que el individuo tiene dos amores: el amor propio (vanidad) y el propio amor (autoestima).
    Hegel dice que la incompletud no se resuelve ni con el reconocimiento, ni con la consideración, ni con la aprobación del otro. Lo que el individuo necesita, como condición de su naturaleza humana, es mucho más: es la admiración del otro.
    Incluso Marx nos habla del “no individualismo sartreano” oponiendose a la idea del laissez faire (competencia sin reestricciones) entre individuos.

    La finalidad de escribir estas ideas en su mayoría de filósofos la hice debido a que tienen mucha relación con el tema ya que nuestra naturaleza es “adaptarse o morir” y me permito decir que desgraciadamente al humano se le esta olvidando ese principio básico para cambiarlo por algo como el que la naturaleza se adapte a él.
    En donde si difiero un poco del post es que yo sí estoy de acuerdo en que tenemos cambios (represión por ejemplo), es un estado psicológico y para que exista para adaptarse a un medio si debe haber un cambio indudablemente.
    El que si somos lo que queremos ser tiene que ver mucho con la alienación, ese tema sería digno de un post.
    Ante todo somos seres humanos y nuestra vida se debería de basar simplemente en el respeto a uno mismo, la naturaleza y a los demás así seamos saludables, borrachos, ignorantes, intelectuales, espirituales.
    La historia no nos deja mentir con respecto a que el cambio para mejorar fue ligado a la competitividad autodestructiva desafortunadamente y mucha gente aun no comprende que debe ser para bien común.
    Saludos sercho ya me extendí demasiado jojojo esto sería mejor con un buen coffe.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s