METRO

Entonces me encontré ahí, de pie en un lugar extraño, rodeado de gente extraña con un futuro incierto por delante sin saber que me deparaba aquella jungla de asfalto de hacinados andadores fríos, húmedos y llenos de mercadeo ambulante.

Caminé por entre la gente con la mochila al hombro temiendo que me ocurriese como en tantos relatos sobre este singular lugar, que me robaran la cartera o cosas peores, finalmente encontré la entrada hacia la segunda parte de mi destino, bajé las escaleras enmedio de una multitud de gente que no se veía del todo diferente a la que habita en la ciudad de la cual soy oriundo, el estar ahí me hacía sentir del todo insignificante, sentí que nadie se percataba incluso de mi presencia, son tantos y no dejan de moverse que es difícil reconocer a alguien incluso si ese alguien es conocido y se encontrara cerca de uno.

Mi mayor sorpresa ocurrió al final de la escalera ya que, encontrándome un nivel mas abajo de la superficie el clima comenzó a afectarme, se tornó frío lo cual provocó que respirara cada vez con mayor dificultad, sin embargo determinado a no entrar en pánico por cualquier cosa seguí mi camino, de momento no me percaté por la gente que me rodeaba, eran demasiados como para centrar mi atención en alguien.

Esperé un corto tiempo hasta que apareció por el túnel el enorme vagón que esperábamos, aún sentía la emoción de estar solo pisando un suelo extranjero cuando mi celular sonó, tenía un mensaje nuevo justo cuando el tren había detenido su andar y abierto sus puertas, me apresuré a abordar restándole importancia a mi teléfono ya que el tiempo apremiaba y debía apresurarme. Una vez arriba la gente no dejó de abordar hasta que estuvimos tan apretados que no cabía una sola persona mas, contrario al clima exterior ahí me encontraba acalorado e incluso comencé a sudar.

Una vez en marcha los olores comenzaron a mezclarse y a crear un verdadero hedor dentro del furgón, el sudor escurría por mi frente, mis lentes se empañaron y mi mente comenzó a intentar distraerse para controlar mi malestar que comenzaba a ponerme de mal humor, comencé por ver los gadgets que alguna persona tuviese, me centré en un blackberry que estaba siendo consultado por su dueña, una hermosa chica caucásica de unos 20 años, mi mirada se apartó de ella cuando dirigió hacia mi unos ojos que inequívocamente decían “que me vez pen . . .”. Una vez más estaba en problemas, necesitaba de una distracción sin embargo me era difícil encontrar algo en que ocuparme para quitarme el mal humor.

“Eso es” pensé, una idea brillante cruzó por mi mente, decidí analizar gente, pocas cosas tan divertidas como eso, además enmedio de aquel vagón aquello parecía un festín para mi cerebro, con una mirada maquiavélica comencé una primera inspección a la multitud, di una ojeada veloz por cada cara cuando una similitud saltó a la vista, me percaté de que nadie reía, todas las personas iban absortas en su mundo, incluso aquellos(as) que iban acompañados, nadie pronunciaba una sola palabra ni siquiera de fingido.

La mayor parte iban mirando al horizonte o al piso, otros tantos ocupados con el celular, escuchando sus audífonos, leyendo el periódico simplemente pensando, me dejó pasmado aquella escena parecía que de momento les hubieran robado el alma a todos, incluso a mí, era como estar inmerso en una rutina tediosa de la cuál no se es capaz de escapar, me sentí desdichado entonces, era como contagiarme de aquello que silencia las bocas y embota los sentidos.

El sudor de pronto se detuvo enmedio de mi frente al mismo tiempo que sonaba la bocina indicando que estábamos llegando a la estación destino, en aquel momento ocurrió como si quitasen la pausa a un video, la gente comenzó a moverse una contra la otra y arremolinándose hacia las puertas que de golpe se abrieron liberando cual redil a los borregos, entre los cuales me cuento, salí dando tumbos por el camino hacia la superficie donde me encontraba otra vez con el ansiado brillo de sol y el aire fresco.

Camine por las aceras enormes a lo que mis ojos habían visto antes, son del triple del tamaño de las de mi ciudad natal. . .

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Hola a todos , hola amore, esta es la primer parte de un relato de cierto viaje que hice con mis hermanos a cierta ciudad que con el resto del relato sabrán cual es, si no es que por el título lo adivinan, lo adapté de tal forma que se leyera como si hubiese vivido solo esa experiencia para ver si puedo darles a sentir mi propio sentir, desde mis ojos como es que vi y sentí aquel lugar, espero que les guste, esperen el resto, no tardo en terminarlo, comenten va? saludos

atte:
Serchito Cuentero PAnda
I LOVE YOU EJRE
Pandacouple

Anuncios

1 comentario

  1. Fascinante… Espeluznante… Apabullante…

    ¿Cuántos adjetivos más le podríamos poner a tu mirada?

    En efecto, parece un relato de terror cotidiano, donde la calma y seguridad se pierden en un segundo, pero la fascinación por encontrarte en ulugar tan diferente al tuyo es muchísimo más nutritiva para la mente.
    Puedo imaginar “los olores y colores de la gran ciudad…” (como la rola de Mecano), pues en ella he estado. Pude también sentir lo que sentiste, pues al relatarlo es como si hubiese estado ahí contigo…

    Ciudades mágicas, de ensueño o de pesadilla, eso no lo sabemos hasta probar todos sus rincones, hasta no embriagarnos del lugar no podemos descifrar a qué sabe! Como sea, y mientras el momento llega de visitar juntos esos lugares, me deleito leyendote (siempre me deleito, ahora con la diferencia de redacción, pues en esta ocasión no percibo lo que otras veces: Dolor, angustia, etc) y mis pupilas están completamente dilatadas con la imagen mental que me has creado!

    Espero ansioso la siguiente parte del relato!!!
    Espero más ansioso el visitar contigo ese lugar que tanto significa para mi!

    TASP!
    EEADMV!
    S1GP4E!
    ***Pandacouple***

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s