METRO_2

Hola a todos, despues de una ausencia corta les traigo la segunda parte del relato titulado:

METRO
https://pandaworld.wordpress.com/2007/08/20/metro/

Ese es el link para que no se pierdan el hilo, y continúa aqui, ojala que les guste

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Con mayor confianza pero aún con miedo salí a la calle, por un momento mi mirada no pudo apartarse de la enorme explanada que se encontraba frente a mí, estaba plagada de gente que iba y venía sobre ella quizás habituados ya a su lugar tanto que no les sorprendía mas, un golpe en el brazo me sacó del transe para traerme de vuelta a la realidad en la cual me di cuenta que estorbaba la salida y por ello es que la gente me antecogía al pasar a mi lado, miré el reloj, la 1.30, estaba sobre tiempo pues según el itinerario debía haber estado en ese lugar quince minutos antes, así que sin distraerme mas comencé mi andar.

Mientras avanzaba por las calles tumultuosas no dejaba de asombrarme el tamaño de los edificios que me rodeaban, eran de un color oscuro como piedra, tenían motivos coloniales labrados en sus paredes que en ocasiones mezcladas con lo húmedo de las aceras y las malas miradas de alguno que otro transeúnte se notaban pavorosas.

Las calles largas y sombrías a pesar de la hora incrementaban mi angustia por llegar a mi destino, el bip de mi celular que indica la existencia de un mensaje sin leer me estaba estresando puesto que no deseaba sacarlo enmedio del río de gente por temor a que me fuese arrebatado, o peor aun, que se resbalara de mis manos y terminara bajo los pies de alguna persona, debajo de un puesto o arroyado por un auto.

El sudor se hizo presente una vez mas, la desesperación, el bip, el ruido, la gente, todo se conjuntó para poner mis nervios al limite por lo cual opté por aferrar mi mochila a la espalda y comenzar un andar mas agresivo sin detenerme persiguiendo mi objetivo principal que ahora era salir de ahí. Solo un par de personas me separaban de la salida a mi libertad, un golpe, una persona menos, el último golpe, al fin, libre… eso pensé justo en el momento que me topé de frente con un hombre, los ojos negros fijos en los míos, rostro envejecido con barba gris y vestimenta harapienta, ante la sorpresa me quedé inmóvil mirándole fijamente, por un momento ninguno pronunció palabra alguna, era como si mutuamente nos reconociéramos cosa que me sobresaltó a tiempo que sonaba una vez mas un bip, esta vez fue mi reloj, se había accionado la alarma, era hora de la cita.

atte:Serchito cuentero
TAJP; EEADNV; ajua

Anuncios

1 comentario

  1. Pues esta segunda entrega de METRO me dejó aún más enganchado con la historia, pues efectivamente ahora muestra al personaje con más emociones encontradas al precisamente encontrarse en un lugar tan apabullante, a veces sombrío y tan lleno de contrastes… Me encantó!

    Ahora se lee como un relato con tintes obscuros, más bien grises – en el buen sentido – y con una exquisita indefinición!

    Creo Serchito, que es de tus trabajos más emocionales… Por qué? Pues porque sé bien que ese viaje te cambió la perspectiva de mi ciudad natal… Hace falta que conozcas mucho más!

    Una disculpa por tardar tanto en postear este comentario… No fue descuido, sólo fue el no haber entrado a la red en 4 días!

    TASP!
    EEADMV&S1GP!
    GWS!:D

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s