LA VIDA QUE QUEREMOS Y LA VIDA QUE ELEGIMOS.

No soy la primer persona que osa hablar de esto, tampoco es un secreto que no siempre vivimos como desearíamos vivir, me he topado con un relato tomado de un libro de buró del hotel nh, y me ha hecho pensar un poco.

La vida se nos transcurre como agua entre las manos a lo cual no tenemos mas que hacer lo posible por beberla antes de que desaparezca, de tomarla y vivir a través suyo para no quedarnos con los brazos cruzados y la frustración durmiendo a nuestro lado, existen quienes se pasan la vida ya sea por educación o por falta de carácter tratando de pensar en los demás, de ser prudentes, recatados etc. Hay quienes en cambio toman la vida como les place, hacen y deshacen como mejor les viene en gana, mandan por encima de las voluntades ajenas, llegan como vendavales, viven como quieren aparentemente, pero he descubierto algo.

Invariablemente de cómo elijamos vivir nuestra vida llegamos a un momento en que la felicidad hace su aparición y debemos decidir si tomarla o dejar que otros la tomen mientras los vemos hacerlo, ocurre entonces que aquellos que lo deciden la toman pensando que será eterna, pensando en que la pueden poseer y que nadie se las arrebatará porque ellos mismos la han arrebatado, entonces, tontamente la viven, derrochando y pensando que nadie mejor que ellos pues nadie antes tomó lo que audaz mente se ha vuelto suyo.

En aquel momento la felicidad se agota, se hace pequeña y entones cuando aquel que la tomó la  ve por debajo se sí, el otro que solo observó como era tomada la toma como quien recoge las sobras del amo, al hacerla suya es inmensamente dichoso, la hace crecer, provoca que sea la envidia de los demás, justo en ese momento aquel que antes tuvo consigo este premio lo vuelve a reclamar y a arrebatar, entonces aquel que lo encumbró lo pierde, ¿injustamente?…

La respuesta a mi parecer es  NO, el eligió encumbrar la felicidad porque le volvía dichoso sin embargo dejó que se le fuera, entonces quizás a pesar de su elección no era ello lo que en verdad deseaba, quizás no quería en verdad ser feliz sino hacer feliz a aquel que la había perdido, entonces obtuvo lo que quiso y lo que eligió como consecuencia. ¿Que hay de aquel que arrebata?, el elige ser el primero y único, toma lo que a su parecer le pertenece, pierde el interés junto con el objeto de su felicidad, entonces encuentra que alguien ha vuelto valioso aquello que desdeñó, de pronto vuelve a desearlo, a codiciarlo hasta que lo consigue, pero ¿que es lo que quería?, en resumen quería ser feliz y finalmente lo consigue ha elegido tomar lo que quiere con objeto de ser feliz, entonces  su elección y su deseo fueron congruentes.

No todos tenemos la fortuna de ser como los de este ejemplo, las decisiones de la vida no son tan simples, la congruencia entre lo que se piensa, dice y hace es algo sumamente complicado, ya sea por educación, amor, cariño o simple consideración solemos desviar el camino del gusto por el camino de la consecuencia, por el camino “bueno”, el que nos ennoblece a los ojos de “Dios” y que nos hace intocables ante los hombres, pero entones surge la pregunta una vez hecha la elección, ¿ es esto en verdad lo que deseo?…..piensenlo.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Este post es algo inpersonal, solo es para que lo piensen, tenía mucho que no reflexionaba como antaño así que espero que les agrade, saludos a todos

>> Panda refleXivo Sercho <<
TAJP, EEADMVPP
Anuncios

1 comentario

  1. Pues en efecto no siempre elegimos la vida que queremos, mucho menos la vivimos! Nos encontramos en muchas situaciones que no son definitivamente lo que planeamos. Soy un ejemplo de ello.
    Pero nada de lo que hoy me sucede – y estoy seguro – es resultado de la represión, del esconder mi verdadero yo para complacer a otros, o como dices por “quedar bien ante ciertos ojos” simplemente aceptamos lo que de entrada no es nuestra verdadera intencion de hacer y vivir.
    En verdad espero que si bien un tinte personal tiene este relato, que sé que lo tiene en algunas cosas, logres en verdad esa CONGRUENCIA en tu vida para que no te plantees tantas veces(o las menos al menos) esa pregunta del final… Sería una pena que al conocerte tanto como creo hacerlo, la mayor parte de tu realidad sea una “complacencia” lejos de ser un verdadero deseo propio!

    TASP!
    EEADMV!

    PD: Lo impresonal, ahi se queda… también tomalo asi!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s