Contaminación

Contaminación

Los días pasan presurosos, las horas marchan sin cesar… yo me quedo expectante ante la rapidez con que ha Cambiado mi entorno, me quedo estupefacto viendo pasar a las personas delante sin detenerse un momento en su andar.. me quedo.. me quedo solo.

Recuerdos de tiempos felices se agolpan en mi ser, los ojos comienzan a cruzarse a razón del galope incesante de emociones entremezclado con las memorias secas que se desploman de entre mi pasado… El día comenzó alegre con el ánima satisfecha por un sueño grato, por un despertar envuelto en jugos carnales de caricias tiernas con un toque de picardía deliciosa que terminó en néctar delicioso que vertimos uno sobre otro sin el menor reparo, sin embargo las nubes llegaron a posarse estáticas sobre nuestro jardín.

Los minutos transcurrieron sin esperar, nos llevaron a cada cual a su destino, nos embaucaron para caer en una rutina odiada pero prácticamente imposible de eludir.. Por mi parte traté de utilizar el tiempo de forma ventajosa sin embargo me he topado con algo que no conocía, es un sentimiento que embarga el cuerpo, que nubla la mente, es tan poderoso que es capaz de tornar al oro en barro, me lo topé justo al llegar al trabajo con el ánimo radiante. Una vez dentro hablé con un par de señoritas amables que estaban en mi camino, proseguí a saludar a los compañeros y entonces le encontré, un amigo mío de nombre Isaac lo traía consigo, lo noté en el semblante tenso, su hablar golpeado y su mirada dispersa.

Me miró y fue entonces que ese sentimiento comenzó a invadir mi luz, al hablarme en aquel tono tan golpeado Isaac provocó que mi mente cayera rendida ante el embate de sentimientos de ira hacia él, una opresión en el pecho me indicó que el tiempo apremiaba, así empezó mi desesperación, sin darme cuenta estaba en sus redes, totalmente alterado, con el intelecto estático, la mente atontada, el ceño fruncido y hablando golpeado.

No se la forma en que esta contaminación funcione, menos aún se como combatirla, lo único que noté es lo sencillo que se expande enfrente de la claridad cual tinta sobre seda blanca, se esparce, se absorbe y no se va fácilmente. He llegado a pensar que lo mejor es evitar la cercanía con dicho “ente” sin embargo no encuentro como hacerlo, es como “La Nada” que se menciona  en La historia Interminable de Michael Ende, se apodera de todo, misteriosamente reduce a cero lo existente, atrapa dentro de sí a la alegría para no dejarla salir, la fé se termina hasta el punto en que los sueños re reducen a cenizas por causa suya, será que solo estoy elucubrando situaciones inexistentes?… no lo creo.

Cuídense de este fenomeno que cuando golpea, todo comienza a morir… confiemos aún así que el amor resista su fuerza, la fe su embate y la prudencia su ímpetu.

he dicho

Sercho
ILUJP

Birds always fly

Ahora si, adieu

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s