De Arenas Blancas y Vidas Inestables.

Por la mañana el sol nos despierta, son las 5 am y no se pueden mantener cerrados los ojos, tanta luz, tan blanca, tan especial y tan presurosa nos aceleran los corazones para ir al trabajo. Las personas como es en todos lados luchan por si mismos, se consumen en tensiones innecesarias, le apuestan a deseos inciertos, viven para trabajar tanto que no saben que día es sábado, que día domingo, simplemente se limitan a decir: Mi día de descanzo, la contraparte está llena de excesos, de vida tranquila, despilfarro y muchas risas, se pasean aquellos con mejillas rosadas, con ojos desorbitados, con dientes perfectos acompañados del dejo de tranquilidas que se antoja compartir, pasean, se ven entre ellos absortos en un mundo de placeres plagado de las mas bellas delicias, de las tentaciones, de la paz incluso, ellos pasan, van, vienen sin voltear hacia abajo, donde todos los demás vivimos.

Por estos lados una vez virgenes se puede ver gente de todos los confines del planeta, las voces intentando hablar un español perfecto o un inglés apenas suficiente se entremezclan con un mar que no huele a mar, huele a gente, huele a soledad en ocaciones, la briza es impersonal, tanto que las pocas veces que nadie está a los alrededores apenas puede percibirse un cálido aroma a sal, las arenas son blancas, suaves como el talco, son casi irreales, las aguas turquesas llegan presuntuosas hasta los pies como invitándo a sumergirse en ellas para no salir… El mar parece enamorarse de las personas, les seduce con su oleaje inestable que hace lucir ese color turqueza, enorme, poderoso, siempre vivo, así es él, nosotros como infimos granos de arena, poco mas que seres vivos andammos a sus orillas, caminamos, le amamos, le tememos pero al final cada cual toma su camino lejos del otro, al final somos igual de temperamentales.

Hoy la poesía es en la noche, mañana lo será el trabajo, rapsodias de colores y humores marcan el rítmo al que la vida ha de vivirse, las ilusiones se agolpan por hacerse reales en medio del trajín que se empeña por aplastarlas, no miento al decir que un alma libre aún con las mejores riquezas se siente presa, de oro la jaula pero una prisión al fin. Es acaso que la libertad es solo un estado de ánimo?, ¿es acaso que la ilusión de estar preso al momento de cesar, solo entrega un cúmulo de confusiones al no saber que hacer con la “libertad” aparente??.

Moviendome voy creando mi presente, el pasado me persigue con nostalgias, ataduras dulces, sentimientos de añoranzas acompañados de enseñanzas firmes, el futuro me es incierto pero seductor, le temo porque no le conozco sin embargo estoy aprediendo a tomar al toro por los cuernos, creo, pero no demasiado, he aprendido que las personas mas viles pueden ser capaces de mas maldad, al igual que un bondadoso que se jacte de lo propio, igual de perversos, igual de humanos.

Los devenires de las arenas no son diferentes a los de los humanos, somos llevados a las costas mas inesperadas por una fuerza turqueza, llegamos a lugares ilusorios solo para ser pisados por aquellos mas grandes, levantados por el aire violento pero con la voluntad suficiente de renunciar o bien seguir por otro sendero. El día de hoy sigo por ese sendero diferente, me propongo llegar lejos donde la voluntad ajena no me alcance, mi mundo es azul con tintes blanquecinos, el futuro acartonado pomete ser cómodo, provechoso como todo aquel que lleva corazón dentro, tan inestable como un humano cualquiera pero de interiores tan blancos como la arena que cubre mis pies.

serch 2010


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s