CUANDO TODO ES COMO DEBIERA SER

La vida fluye como el agua, marcha sin control arrastrando a quienes se dejan llevar, a quienes no, nos golpea fuertemente esperando que nos rindamos a sus designios, de pronto las cosas no salen, de pronto nos topamos con cientos de dificultades, todos nos critican, nos piden calma, nos dan apoyo y miles de consejos no tan útiles, sin embargo tras meditar sobre esto mucho tiempo me dí cuenta que los problemas radican en la forma que tenemos de ver las cosas, a final de cuentas cuando las dificultades son nada sale como queremos, pero sí como debe salir, a final de cuentas todo se acomoda en su respectivo lugar, los niños juegan, los adultos son jugados por su propia mente.

Ocurre que nos creamos un mundo aparte de la realidad, “nuestro mundo”, nos enconchamos dentro de él para jamás salir, por eso de pronto tenemos tantas problemas, por suponer que los demás viven, ven y sienten como en “nuestro mundo” nosotros lo hacemos, y es que ¿que mejor que nuestras propias cosas?, … El mundo propio siempre es el mejor… versa Silvio en su Casiopea, y tiene toda la razón, sin embargo aquí me surge la pregunta ¿por que si vivimos en nuestros mundos particulares se nos salen de control?.. la respuesta no es complicada, es porque los demás viven a su vez en su mundo, así cuando hay disparidades éstos colapsan y se autoinvitan los problemas a nuestro universo… problemas ajenos que hacemos nuestros, que vemos según nuestros ojos, que a final de cuentas no podemos resolver pues el mundo de los demás es diferente al nuestro.

Ahora bien, ¿que pasa cuando olvidamos la falsa ilusión del control de nuestras vidas?, según mi experimento, sobre mi mismo, todo pasa según debe, todo se acomoda, solo basta con dar un chasquido para que éste desencadene ondas sonoras que se propagan hasta crear reacciones inimaginables con resultados un tanto predecibles pero no por ello dejan de ser sorpresivos, entonces todo es como debiera ser… ¿según quien?… pues según la acción que inició las reacciones claro está, se es más feliz, se tiene lo que se desea pues al cabo del tiempo el consumismo comienza a desaparecer y nos quedamos solo con lo que nos hace felices que no siempre es lo que necesitamos, así pues disfrutamos de la compañía incluso de aquellos con quienes no tenemos NADA en común, disfrutamos los días lluviosos, el calor, los problemas, pues sabemos que a final de cuentas todo estará donde deba estar, a donde empujemos para que esté… luego entonces a chasquear dedos, a lanzar rocas al agua, a gritar… que si nosotros no iniciamos la reacción seremos “víctimas” de las acciones de los demás… He dicho

Sercho 2011

 

 

JEJEJEJ Nada que ver el video pero se llama masomenos como éste post, así que no lo mencionen 😉 ,

 

El Sercho

ILUpo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s