HOY EN EL DF -3

Comenzó de malas pues me he sentido un tanto inútil al no tener una jornada laboral como la de los demás, éste horario errático que no “tengo que” cumplir me saca de cualquier posible tipo, así que mi atípica vida a veces se torna incómoda para los demás e incluso para mí, escuchando historias cobre como viven las personas de “clase trabajadora” me sumo en lo más profundo de mi imaginación pensándoles conviviendo entre albures, “malas palabras” pero con la camaradería de la que muchos carecen en sus estaciones de trabajo fancy, todos ven por todos pues saben lo difícil que es conseguir el pan para alimentar a sus familias, conocedores todos de la realidad económica del país en que la mayoría vive como puede no como quiere.

Ésas historias me han sensibilizado deseando por una parte que la economía del país funcionara diferente para que todos trabajásemos igual de duro para poder tener acceso a lo mismo sin discriminación o clasismos,  pero pensando que quizás es el hambre y el entendimiento lo que les ha hecho casi una familia siendo de sangre diferente.

El tiempo se pasa volando cuando conversas, cuando aprendes y disfrutas entonces ha valido la pena, los ánimos no mejoraron a lo largo del día, me topé con gente que me desconoció estando enfrente uno del otro, no me había pasado, aunque me dolió comprendí que en los negocios todo se vale, quien me provee de mercancía no puede auto reconocerse como mi proveedor cuando está por proveer a alguien más, así pasó, así lo vi, así funciona. Recordé algo que aprendí hace tiempo atrás, “solo somos queridos cuando servimos”, nada más cierto, incluso en el amor, el que sirve es “el que más ama”, así lo noté, así funciona.

Traiciones para conseguir más, hacer más para tener pues es complicado no hacerlo, el que no tiene no vale como el santo que no es visto, no es adorado, si no tienes no te vez… es un hecho.

Caras parcialmente sonrientes, parcialmente amigas, enemigos jurados que departen en la misma mesa como si nada entre ellos hubiese pasado, amigos que se aprovechan de los demás solo por ser amigos pues así les educaron, a usar lo menos para conseguir lo más, pasaba en mi provincia, pasa en la capital al mismo tiempo que pasa a segundo plano.

Tiendas concepto que son un agasajo a la vista, personas que deslumbran con su carisma y belleza, hay de todo para todos como una vez me lo dijeron; Sin embargo aunque para todos hay, para algunos hay menos que para otros pues no son “como los demás”, entes que se pasean entre cuerpos casi iguales, pasean, gozan, viven, pero aún así nadie les nota y no es porque no se vean sino porque son diferentes, no son “de los que hay que ver”.

Un cúmulo de emociones, así es como definiría a ésta ciudad tan pequeña pero tan miscelánea como un multiverso, me gusta y entretiene, aún le temo pues es infinitamente más grande de  lo que pensé, lo que la hace de ése tamaño es su gente tan diversa e impredecible, no podría siquiera establecer un patrón entre sus pobladores (de los cuales ya soy parte) pues somos tantos que es complicado siquiera tomarse el tiempo de observar a alguien sin que otra persona igual de fascinante llame nuestra atención por el simple hecho de estar…

SERCH EN EL DF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s