Así es la vida…

Hace unos años despertaba enmedio de comodidad y cariños, los días pasaban como una fiesta donde todos eran bienvenidos, mi lozana juventud se regodeaba en ser lo mejor para quienes me rodeaban, me jactaba de ser bienvenido donde sea, de desdeñar a quien me pareciera “poca cosa”, hace unos años una luz se posaba sobre el zenith de mi vida, vigilando, dando a manos llenas, colmando a propios y extraños con su vasta caridad, con manos fuertes me llevaba por el camino que debía transitar, en aquella época solía llegar de la universidad sintiéndome dueño del universo, dejaba botada por allá la mochila, nos abrazábamos y veíamos videos musicales en la t.v..

Por aquella época no me daba cuenta de lo que pasaba en el mundo de los demás, vivía para mí, el tiempo pasó, día con día la luz seguía posada en el mismo lugar, yo me cansaba de mí al punto de desear no ser yo. Un día de pronto, en medio de trinos matutinos, de cuerpos grandes, de corazones abatidos y manos dolientes la luz de mi zenith decidió moverse a alumbrar a alguien más, todos los que compartimos el mísmo mundo nos quedamos helados, pues al pasar del tiempo crecimos, nos estamos llenando de canas y aún así seguíamos dependiendo de ella.

Recuerdo que antaño el rocío matinal llenaba sus labios de gozo y palabras cálidas para con Dios, dudo que alguien en este mundo le amara tanto; el calor matinal, la luz del alba siempre hacían que sus días fueran más hermosos que los de cualquier otro ser humano. En sus ojos se dibujába la luna, eran paz como la hora más profunda de la noche, donde no existen más que sonidos calmados, quietud y uno mismo, todo en el mundo se movía por que ella lo provocaba, no había nada ni nadie que se estuviera quiero en su presencia, pues el dinamismo siempre le caracterizó, capáz de sacar lo mejor de todos, incluso de hacer brillar a las personas más desdichadas, así era mi luz, que de tan grande tuvo que ir a alumbrar a alguien más.

Me siento burlado pues nada pude hacer para retenerla conmigo, es la primera vez en la vida que me he sentido totalmente vencido por una situación, es angustiante no poder hacer nada cuando algo tan querido te es arrebatado de forma tan abrupta, donde estás viendo como se marcha de tu lado y aún así no puedes hacer nada. No sé si en este mundo haya algo que pueda consolar esa pena, la luz está lejos, la veo, pero no puedo alcanzarla ahora. Una parte de mí, la más primitiva siente que su amor le ha engañado, siente rabia, dolor, tristeza y una profunda descepción, no por la persona que decidió marcharse, sino por las circunstancias que le obligan a aceptar algo que no deseaba. Creo que todo en esta vida se decide, incluso marcharse de ella, no cuestiono la decisión sea propia o divina, sólo necesito encontrar ese consuelo que a la fecha no consigo abrazar.

Los recuerdos que se agolpan en la garganta me atacan fieros cuando escucho el trinar del ave que canta para mí todas las mañanas, hace un año los mismos trinos llenaban mi alma de dicha, hoy, me llenan la mente de recuerdos cálidos y exprimen mi corazón de sentimientos, mentiría si dijese que me derrumbo, pues de ella aprendí que no tengo derecho a hacerlo, mientras tenga a alguien por quien velar.

…………… El serch ………………

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s