Relaciones abiertas… largas

Ciertos eventos y personas en mi vida actual han sacado a la conversación esta onda de las relaciones abiertas, conozco un par que parece estarles yendo bien o al menos así aparentan.

Al ver a ambas parejas siempre una de ambas partes se ve incómoda al ver a la otra abrazar, besar y coquetear con “nuevas personas”, según sé muchas de esas personas terminan siendo prospectos para relaciones sexuales o “poliamorosas” siempre con la incomodidad, muchas veces no dicha de la otra parte de la pareja. De forma personal no alcanzo a comprender esta nueva forma de llevar las relaciones que pasa en todas las formas de pareja hasta donde me enteré en esta semana, heterosexuales y homosexuales estamos ante la posibilidad de tomar dicha vía.

Siendo honestos estoy bastante chapado a la antigua en cuanto a relaciones personales se refiere, he intentado abrirme a ciertas experiencias “más actuales” y “normales” entre mis círculos de amistades sin mucho éxito, la mayoría desagradables. Hay cosas que no llego a concebir como el hecho de abrir una relación de pareja porque no le veo el punto, lo siento como un intento de mantener a una persona como “nuestra” mientras le damos la libertad de probar cuanto se le antoje permitiéndonos así hacer lo mismo. Según yo nadie vale tanto como para dejar tus formas o adoptar aquellas que te son incómodas en aras de mantener a esa persona a tu lado.

Me gusta el amor libre, no me malentienda lector, no me refiero al que anda de aquí para allá probando todo, más bien aquél que por libre albedrío decide restringirse y adaptarse a una sola persona, entrar en comunión con aquella persona que le provoca sentir este fuerte sentimiento siendo este recíproco, no estoy seguro que este tipo de amor sea eterno, probablemente la carne necesite algo más y el período de amor pasional cese, como pasa en las relaciones largas, incluso si este tipo de amor tiene como fin la disolución de la pareja estoy a favor. Como todo en la vida es normal que tenga un final y la libertad de este amor radica en entender que cuando no está satisfecho e hinchado el corazón, empapado de pasión e incluso feliz, seamos tan sabios como para dejarlo volar.

El tiempo marchita todo y la vida tan frágil como es debe llenarse diario, cada día necesitamos ser felices porque esta sensación es tan efímera que un día sin ella podría significar el fin, si hoy muriera amigo lector, ¿diría que fue feliz?.

Para terminar el post creo que debería añadir para entrar en contexto sobre mi experiencia de relaciones que tengo una de casi 10 años, todo parece bueno, nos conocemos mucho e incluso con todo el amor que nos tenemos hay cosas que no se han podido conciliar, cosas que se sienten diferentes a lo que son, sin embargo algo de esfuerzo es capas de obrar milagros aún en los momentos más complicados, este amor, tan grande como lo siento, lo declaro libre. Libre llegó, libre es de marcharse, no creo en el dolor cuando se ama pero sí creo que llega cuando el deseo se disipa, el deseo de seguir el mismo camino, el deseo por la otra persona en todas sus formas… si ese fuego se acaba, nada hay por hacer.

El amor duele para conseguirlo y duele cuando se va, mientras permanece no hay penas, amortigua todo, nos hace felices y da virtud a nuestras acciones.

-El sercho-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s