De los supuestos y cosas que no decimos

Tengo algo de tiempo sin escribir aquí así que ando un poco oxidado, veamos cómo se lee al final.

Recientemente estuve pensando a raíz de cierto incidente con unos conocidos que vivimos en un mundo de supuestos, todo mundo cree saber lo que va a pasar incluso antes de que suceda porque “se supone” que así debe ser, en las relaciones interpersonales no pasa diferente, de pronto la actitud de una persona hacia nosotros cambia de forma inesperada y nosotros “suponemos” cosas.

Que si ya se enojó con nosotros, que si le caigo mal, le hice algo seguramente, leyó algo en twitter que no le gustó, le quedó el saco de un comentario, no le di like en la foto, etc, etc. siendo que la mayoría de las veces nada pasa, realmente nos hacemos estos mal viajes con base en las posible soluciones pre-pensadas que tenemos a dicho cambio de actitud. Si no me creen pónganse a pensar en ello, siempre que suponemos el origen de un problema, de forma muy sutil tenemos bocetada ya una solución, no siempre la mejor, pero existe ahí un garabato de lo que pudo haber pasado e incluso de lo que vendrá en consecuencia.

Nos transcurre la vida suponiendo que nos van a dar un trabajo, que dejamos una buena impresión, que le caemos bien o mal a la gente, e incluso suponemos que aquello que surtía cierto efecto hace unos años aún lo hace, seamos sinceros, la vida muta a cada segundo y dificilmente lo notamos, pasan los años y de pronto PLOP! nos vamos de espaldas como Condorito al notar que no somos ni el boceto de lo que un día imaginamos, pero calma, no seamos tan duros con nosotros mismos, lo cierto es que en este mundo de supuestos nos convendría suponer que este ha sido nuestro destino y entonces quitarle un poco de importancia… o bien si somos más rudos podemos suponer que es sólo un escalón y que el futuro es brillante, cualquiera que nos funcione mejor al final será un supuesto.

Y es que suponer no es malo, le da una suerte de aleatoriedad a la vida, un poco de seguridad hasta cierto punto o vertigo dependiendo de cómo se mire. Algo que suele acompañar a cada supuesto es el silencio y los secretos, cosas que gracias a suponer que los demás conocen o infieren, no las hacemos públicas, cuando estos dos factores se juntan todo se vuelve un desorden, se acaban amistades, se rompen amores, se fracturan familias y otras tragedias titánicas que nos suelen acompañar en el día a día.

Esto simplemente es una realidad de la que nadie escapa pero que sin duda tiene como solución, en algunos casos, el preguntar. La duda expuesta suele acabar con los supuestos y otorga claridad a las partes involucradas. Intentemos suponer siempre a nuestro favor, puede perderse mucho pero en una de esas ganamos y sentimos que podemos predecir el futuro… y no menos importante, jamás nos quedemos con las dudas porque dan una angustia tan estúpida que no vale la pena cargar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s