Crepúsculo

Ante mis ojos no hay medias tintas, todo es o no es, no hay forma de tener cosas a medias cuando yo mismo vivo todo a medias, al menos algo en mi vida debe ser definitivo más allá de la certeza de vida y muerte. Amo la intensidad con que las nuevas experiencias comienzan, amo la intensidad y dolor con que terminan, podría decirse que amo los finales porque de ellos emergen nuevos comienzos intensos, con esperanzas, con todo por descubrir.

Por la mañana rumbo al trabajo me descubrí mirando a la nada, un horizonte vacío con todo conocido, todo repetido, todo ya visto. Nada había ahí que iluminara mis ojos, que embriagara mis sentidos o que despejara mi mente. Por lo regular la luz del día ha sido mi motores para acompañando al sol hasta su muerte, sin embargo conforme me hago viejo esta fórmula deja de funcionar.

Día y noche son bellos porque son perfectos, inmaculados, delimitados e irrepetibles. No hay día o noche igual al anterior, eso los hace especiales.

Con el tiempo tengo una incomodidad creciente en el pecho, me he dado cuenta que no me gusta la imperfección del mundo humano, la mente nos lleva por tantos caminos con su gran poder que al final nos convertimos en seres erráticos, de difícil lectura, nos volvemos de mártires a tiranos en un momento, cambiamos una cosa por otra con mucha facilidad, nos volvemos inestables y aunque esto podrá parecer bello para algunas personas, a mí me vuelve los días desagradables.

La naturaleza más allá del hombre tiene una forma de funcionar y hallar su camino contra cualquier dificultad, su cambio es tan armónico y paulatino que es casi imperceptible. El hombre, quizás por su vida relativamente corta tiende a cambiar de formas abruptas y violentas, crea cismas y caos donde no lo hay, destruye sin miramientos incapaz de ver un mundo mas allá de sus propios intereses. La mente poderosa e ingenua se engaña fácilmente, amando siempre los mundos que ella misma crea. Todo aquello fuera de su entender es una amenaza para su propia creación, cualquier cosa diferente es atacada justificándose en el peligro que existe de destruir lo que ha creado a voluntad. Suena como el Dios de los hombres ¿no?.

Cuando más joven descubrí un momento especial en el crepúsculo. Hay una pausa en el mundo cuando comienza la transición de la luz a las sombras. Los seres diurnos se cansan, entran en un aletargamiento curioso, con cierto sopor muy similar al que se siente al despertar, actividad que los seres nocturnos comienzan justo en ese momento. En aquellas horas pareciera que se camina entre sueños, la luz dispara los recuerdos y la nostalgia, hace sensibles a las personas, receptivas y temerosas de la oscuridad que inexorable se comienza a cernir sobre todo. Es bello sentir vulnerable al hombre, es aquel momento en que puede uno pensarlo como honesto, perfecto.

Cuanto mas nos esforzamos por no herirnos a nosotros mismos, más terminamos hiriendo a los demás. Cuando más dura y gruesa es nuestra coraza menos sensibles nos volvemos, más imperfectos, más temerosos, más dañinos.

Decir que odio algo envenena mi corazón y hace a mi alma sentir pesar, jamás me ha gustado el dolor ajeno genuino; no me refiero a aquel que muestra la gente que por todo se queja, sino al que vez en los ojos, sientes en la palabra, hueles en la transpiración sin necesidad que se exprese verbalmente.

Sin embargo he de confesar a mi pesar que hay un dejo de odio en mi corazón, este es hacia las personas que encuentran placer en dañar a los demás, es hacia quienes buscan sacar provecho de una relación consumiendo sin mesura lo que los demás gentilmente les ofrecen, dejando siempre desolación y carencias a su paso, tampoco soporto la falta de tiempo para contemplar y asimilar el mundo que nos rodea con calma, me provoca angustia lo vertiginoso que se mueve el mundo humano obligando a todos a correr más rápido cada vez, tras metas que rara vez son propias, por lo regular la carrera es hacia metas aprendidas que están lejos de hinchar el corazón propio de gozo.

Una vida perfecta debería estar libre de sufrimiento sentimental.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s